Van y vienen

jueves, 1 de diciembre de 2011

Silenciosa

No voy a decirte nada,
porque no debo decirte nada.
Ya dije que lo debía,
ahora estoy en agonía
Pensándote noche y día...

Tiembla mi alma constantemente
y mi locura me persigue mas que mi sombra,
busco un refugio para mis sueños,
busco dormirme en las penumbras..

Miro tus ojos y sé,
todo lo que tengo que saber.
Desnudo tu alma y no tu piel,
y así te hago sentir la mas bella mujer.


(quiero morder el tallo de su rosa,
aunque me clave sus uñas-espinas)