miércoles, 19 de septiembre de 2007

Llora.

Alivia mentes. Relaja corazones. Satisface pulmones. Abre oidos.
En cualquier momento, en cualquier lugar, con o sin razón.
Con ganas, sin quererlo, a proposito.
No lo escondas, mostrate.
Es parte de vos. Es parte de tus sentimientos.
Por algo lindo. Por algo feo. Por nada. Por todo.
Llorá.